INICIO : LIBROS : AUTORES : RECIEN LLEGADOS : PRIMERAS EDICIONES : :
 




Descargar catálogo PDF
 
 

Arquitectura
Arte
Biografías
Biología
Buenos Aires
Ciencia
Ciencia Ficción
Cine
Cocina, comida y vino
Cuentos
Diarios y Memorias
Economía
Ensayo
Filosofía
Geografía
Historia
Historia Argentina
Ingeniería
Islas Malvinas
Literatura
Medicina
Militar
Música
Novelas
Patagonia
Peronismo
Poesía
Política
Psicología
Religión
Sociología
Tango
Teatro
Tecnología
Urbanismo
Viajes y Turismo

 
     
   REDES SOCIALES  
 
     
  Puertolibros en Facebook Puertolibros en Twitter   
NICOLÁS OLIVARI, POETA UNICAULE
por Koremblit, Bernardo Ezequiel
 

Editorial: Editorial Deucalión, Buenos Aires
Año de publicación: 1957
Encuadernación: Rústica con solapas
Estado de conservación: Muy Buen Estado. Very Good.
N° Inventario: 509566

Precio:  US$ 30 |  AR$ 525 |  MX$ 539 |  26 €
 
Sobre el libro: 110pp. Nuestro Bernardo Ezequiel Koremblit es aquí otra vez el escritor moderno, original (o raro, como pueden juzgarlo las momias literarias, retrasadas y estériles, que rezan ante los altares de la pingüedinosa e intrascendente señora de la Composición decente y el doctor del sentido común en la redacción honesta), fino, sutil, seductor en la gracia y la orfebrería de un estilo que le e» peculiar, pero al mismo tiempo riguro-lamente lógico, noble y severamente ajustado tanto a la profundidad del estudio crítico como a su condición de mágico ereador de giros y formas subyugantes. En este libro, como en La torre de marfil y la Política y Romain Rolland, puede verse que todos aquellos que quedan crucificados en el madero de la ironía koremblitiana no son víctimas inocentes sino culpables de lesa y asfixiada literatura, y pecadores de aquello en que trabajaron magnífica y religiosamente un tal Chesterton, nn tal Flaubert, un tal Valle Inclán, y otros a quienes se les conoce por Jorge Luis Borges, Fermín Gilardi, Joaquín Gómez Bas, Meredith, George Moore, Pronst, Alfonso Reyes, Gertrude Stein, César Tiempo y Ungaretti (nombrados todos por riguroso orden alfabético para evitar los estragos de la celotipia). Pecadores e infractores de la Literatura y la Poesía, contra quienes ya no se puede —¡es mucho ya lo tolerado!— tratárselos con indulgencia y perdón, ni con esa actitud de comprender que cada cual tiene su modo, sus posibilidades, y, en consecuencia, que cada cual hace lo que honrada y buenamente puede hacer. Por ello es que este libro no es un libro más en torno a un escritor y su obra, ni un mero estudio de la poesía moderna. Es un libro que ha sido escrito para exaltar la gran verdad literaria y denunciar la gran mentira de sus apócrifos cultores, pavorosos incultores que han entrado en el templo y la iglesia literarios sin ser iniciados. Y los profanos deben salir, echados por los dioses fastidiados que no pueden practicar la cacofa-gia ni ingerir libros y artículos que no son ni comestibles ni potables, incluyendo los escritos por las buenas personas con buenas intenciones: "Con buenos pensamientos puede hacerse pésima literatura", decía Gide, verdad conocida desde loe tiempos de la nanita y el primer olor craso de la imprenta. La figura de Nicolás Olivari ha sido estudiada como poeta, cuentista, novelista, dramaturgo, traductor y —ello era indispensable— en su condición de sumiso acatador de la recomendación de Moore: "El poeta debe dedicarse, tan pronto como su poesía estuviera escrita, a fabricarse una personalidad poética", advirtiéndose en este ensayo que si el autor de El gato escaldado ha sido, indudablemente, un diligente obrero en tal fabricación, ello fue posible sencillamente porque la personalidad y la singularidad existían en el poeta antes de que el nicolasolivarismo saliera del taller con toda esa estupefaciencia que desbanda a la gente asustada siempre del santo desorden en su petrificada adhesión al orden absurdo. En este ensayo —estupendo e importante para nuestras letras— Bernardo Ezequiel Koremblit vuelve a ser el estilista brillante, artista del párrafo y simultáneamente profundo acarreador de conceptos. La belleza de su forma no oculta la fuerza de su pensamiento, y toda la seducción de su estilo no es el de un esteticismo estéril o frío, sino encendido en un notable conocimiento de la literatura en todas sus manifestaciones, revelado ahora en el análisis de la obra y la personalidad de un singular poeta argentino, a quien ha llamado unicaule, porque Nicolás Olivari, aunque nacido de la Común gran planta poética, es un tallo distinto y único. Este libro denuncia insobornablemente a los grises y menuditos escritores del lugar común, estafadores de la literatura, y defiende con amor y devoción a los que, perteneciendo como Ramón Gómez de la Serna a "la Academia de la Real Gana", escriben conociendo la declaración de Heb-bel: "Todas las demás artes las sabes cuando te son fáciles; la de escribir sólo cuando comienza a serte difícil". Que es lo que sabe dolorosa y dichosamente el escritor auténtico, y lo ignora el de la gran mentira, ese que hace y publica su trabajo como si fuera un trabajo literario." A. P.

Condiciones de venta
   
   
   

Click para ampliar

Clic en la foto para ampliarla
 
La foto corresponde al ejemplar en venta
 
 
¿Está interesado en este libro?¿Desea conocer los medios de pago y los costos y opciones de envío disponibles para su ciudad?
Envíe un mensaje a la librería completando el siguiente formulario de consulta.


: (Correo electrónico)
Código de verificación:
Copie los caracteres que se ven en la siguiente imagen:
 
© 2002–2017 Puertolibros.com